07 julio 2009

Ansiedad Competitiva: Estrategias de Afrontamiento (I)



English version

Como acordamos en el anterior post, vamos a hablar de algunas estrategias de afrontamiento que se utilizan para regular o afrontar la ansiedad competitiva, o si preferís, "los nervios del encadene"


El término estrategias de afrontamiento (coping strategies), fue definido por Lazarus y Folkman (1986) como "aquellos esfuerzos cognitivos y conductuales constantemente cambiantes que el individuo desarrolla para manejar aquellas demandas específicas externas y/o internas que son evaluadas como desbordantes de los recursos del individuo".

Es decir, el afrontamiento sería cualquier conjunto de respuestas - cognitivas o conductuales- que ejecuta un individuo para manejar una situación estresante y reducir de algún modo sus efectos negativos.

Para introduciros al tema, permitidme haceros una pregunta:
¿Cómo actuáis ante los problemas?
  1. No los suelo afrontar. Huyo, los evito, me desintereso, no hablo de ello, me evado del problema.
  2. Intento ver lo ocurrido desde otro punto de vista, o le concedo diferente valor, menos importancia...
  3. Intento modificar o controlar mis sentimientos.
  4. Busco el modo de intentar resolver la situación problemática, modifico la realidad que la produce.

¿Tal vez suelas actuar también así al afrontar vías de grado máximo, o ante situaciones en la vida que te estresan?

4 comentarios:

  1. Suelo hacer un pupurri de cosas, en un principio tiendo a engrandecer el problema, todo es más dificil de lo que parece, aunque también suelo afrontarlo directamente, esto me ha llevado en más de una ocasión a llevarme una grata sorpresa, al comprobar que el lobo no era tan feroz.

    En cuanto a modificar o controlar mis sentimientos, me resulta más complicado, aunque de momento mi mente tiene esclavizado a mi cuerpo, estoy en el intento de llevar a las dos partes a un terreno neutral.

    ResponderEliminar
  2. Qué difícil responder!!
    En mi caso va mucho en función del día, a veces voy a por todas, a muerte y el problema se hace pequeñito, pero otras veces es todo lo contrario... y huyo, o no huyo pero me puede la situación y me frustro. Me pregunto a menudo a que se deberá esto: ¿qué provoca que uno reaccione ante un mismo problema unas veces con gran control y otras veces tan descontrolado? y ¿es posible autosugestionarse hacia esa situación de control? ¿como? ¿demasiadas preguntas? ;)

    ResponderEliminar
  3. Pelangui, lo que comentas respecto que a veces controlas bien tu capacidad de respuesta ante unos problemas y otras no, tal vez se deba a la mayor o menor capacidad que tengas para resolver según que tipo de problema y por otra, a la autoconfianza que tengas en lograrlo, que por otra parte está directamente relacionada con tus éxitos anteriores ante esas situaciones y a las condiciones favorables externas o no que haya en ese momento.

    ResponderEliminar
  4. Yo 2 y 4. La opción 1 jamás y la opción 3 me parece difícil...ya me gustaría poder cambiar los sentimientos a mi antojo.

    ResponderEliminar

DADO QUE MI TIEMPO ES LIMITADO, SÓLO CONTESTARÉ LOS COMENTARIOS QUE SE AJUSTEN A LAS SIGUIENTES NORMAS:
- Tengan relación con la entrada a la pertenece.
- No hayan sido contestados antes en este blog ( para ello, usa la casilla de búsqueda)
- No sean consultas personales (ej.: me duele esto, qué lesión tengo, qué tratamiento hago, qué opinas de mi entrenamiento, cómo entrenar, etc)
Por último, para facilitar la lectura del blog, por favor, plantéa sólo una pregunta/tema por comentario, y que sea lo más concreta y escueta posible.

NOTA: Por favor, no utilicéis este lugar como medio de publicidad. No dejéis links a vuestros sitios webs, o a páginas de venta de productos, etc., en los comentarios.

Gracias por vuestra comprensión